martes, 2 de agosto de 2016

PLANNING!


¡LO HECHO EN LOS ÚLTIMOS 12 MESES!

2015 AUG     TETRA CHAPELCO     DONE     9 h 01 m 31 s     posición 130 sobre 155

2015 OCT     ATLANTICA ULTRA 30 k      DONE     3 h 34 m 16 s     posición 3 Categ. (50-59)

2015 NOV     24 HS LA PLATA      DONE     117,8 km     posición 7 Categ. (45-54)

2016 MAR    TANDIL ADVENTURE RACE    DONE     3 h 39 m     posición 72/172 Categ.

2016 ABR     MARATON DE SANTIAGO    DONE     4 h 50 m     posición 286/342 Categ.

2016 MAY    COMRADES MARATHON-DOWN  DONE  11 h 51 m 43 s   posic. 13.337/16.807

2016 JUL      15K ASICS      DONE      1 h 26 m 14 s     posición 125/241 Categ.


¡LO QUE VIENE!

2016 OCT     JUNGLE MARATHON    REGISTERED!!    

2017 MAY     COMRADES MARATHON-UP

2017 AUG     INCA TRAIL MARATHON     REGISTERED!!


Asics 15K

Muy linda carrerita en la zona de Palermo.

Hacía bastante que no me anotaba en una carrera corta por mi barrio, y me tenté con ésta, organizada por el Club de Corredores.

El miércoles me intervinieron quirúrgicamente en la cabeza, con el fin de sacarme un lunar que estaba creciendo. 6 puntos y la indicación obvia del médico fue no correr.



Salí el viernes, y ningún problema. Ni sangró.

La remera de mangas largas, de buena calidad. En general todo muy bien organizado.



El  día estuvo nublado. Unos 5.000 corredores.

Bien la hidratación cada 4 km.



Corrí a un ritmo tranquilo, aunque le puse un mínimo de exigencia. En el último kilómetro hice un sprint final.



Mi  tiempo fue 1h 26 m 14 s para los 15 kilómetros. Y con esa marca terminé 125 de 241 en mi categoría.


lunes, 30 de mayo de 2016

Comrades Marathon 2016

"55 brutal miles. Five torturous climbs. A ruthless clock. The Comrades Marathon may be the world's greatest race. But not because it's easy." RUNNERS WORLD




Comrades Marathon es una Ultra Maratón que se corre uniendo las ciudades de Pietermaritzburg y Durban, en Sudáfrica.

Una de las más antiguas, tradicionales y prestigiosas ultras del mundo.

90 km a realizar en menos de 12 horas.



El  espíritu de la competencia está íntimamente relacionado con la camaradería, solidaridad, dedicación, perseverancia, respeto y humanidad.

La primera edición fue el 24 de mayo de 1921.

El creador del evento fue el veterano de la Primera Guerra Mundial, Vic Clapham (nacido en Londres) con el fin de conmemorar a los soldados sudafricanos caídos durante la guerra.

El leitmotiv es "celebrar el triunfo del espíritu humano por sobre la adversidad".

Salimos el martes 24 de mayo, con Caro, a Sudáfrica.

Aprovechamos los días previos a recorrer en auto, la primera vez que manejo con volante a la derecha!!, desde Johanessburgo hasta la reserva Balule (extensión del Kruger National Park) y luego a Durban.

Hicimos unos safaris muy interesantes y educativos.



Tuvimos la suerte de ver los "big five". Así se denominan a los cinco grandes animales que pueden observarse en estado natural en esta región de África: Elefante-Rinoceronte-Leopardo-León-Búfalo.



Pero también vimos manadas de antílopes (impalas, kudús, grysboks), jirafas y cebras. Además de hipopótamos y cocodrilos en el río Olifants, sobre el cual estaba nuestro lodge.

Muy impactante ver a las hienas comiéndose las sobras de un búfalo que los leones habían matado la noche anterior. Y una decena de buitres posados en un arbol seco, cual película de Hitchcock, mientras seguíamos los rastros de un leopardo.

Lo más raro, un pangolin. Muy difícil de ver y tuvimos mucha suerte en encontrarlo.

Por la mañana, monos baboons, solían pasar bordeando el río (al cual teníamos vista desde nuestra ventana) y también los veíamos en los árboles de alrededor.

¡Interesantísima experiencia!

El viernes se acabó el turismo, y partimos a Durban. El sábado debo acreditarme.



Llegó el domingo 29. Día de la carrera.

Me levanto a la 01:30 am, y tomo un taxi que me lleva al lugar desde donde salen los ómnibus a la largada en Pietermaritzburg.

Me siento al lado de un corredor canadiense y charlamos gran parte de los 70 minutos de viaje. A las 04:00 llegamos a la ciudad de largada.

Para poder participar en esta carrera hay que clasificar. Una forma es haber corrido una maratón (42,2 km) durante el último año, en menos de 5 horas. Yo usé la de Santiago que corrí en abril.

Dependiendo el tiempo que uno haya hecho, se asignan los lugares (boxes, corrales) de largada.

Así, la élite sale del box A, y sucesivamente hasta el box H se acomodan los 20.000 corredores inscriptos.

Yo largo del H.

El inconveniente de largar tan atrás es que se pierden minutos preciosos. El corte de 12 horas es estricto, y en mi caso, tardé 6 minutos 30 segundos en pasar por la línea de partida.

Mi objetivo es ser FINISHER en un tiempo entre 11 y 12 horas.

Si cada kilómetro se hace en 8 minutos, la velocidad promedio es 7,5 km/h y el tiempo final son 12 horas. Por lo tanto, mi meta es cubrir cada kilometro en menos de 8 minutos.

Nunca corrí tantos kilómetros a esa velocidad promedio, con lo cual es una incógnita como va a responder el cuerpo.

Cuando hice las 24 horas de La Plata, a las 12 horas había hecho 80 km, ¡¡y era todo plano!!

Mi plan antes de comenzar era hacer 4 minutos corriendo + 1 minuto caminando. Y cada 2 horas parar 5 minutos. Como veremos a continuación, ese plan no pudo concretarse.

El circuito tiene cinco colinas, las "big five", a superar: Polly Shortts, Inchanga, Botha's Hill, Field's Hill y Cowies Hill.

Segundos antes de las 5:30 am se escucha el ¡cockadoodledoo! de un gallo, y a continuación, el disparo que marca el inicio del desafío.

Exactamente, luego de transcurridas 12 horas, habrá otro disparo en Durban que separaría a los FINISHERS de los DNF...

El primer objetivo de corto plazo es recuperar los 6,5 minutos que perdí al comienzo.

Tengo seteado mi Garmin 230 (llegó perfecto a medir toda la carrera!) para que me indique el tiempo insumido en cada kilómetro.

Primer km: 12' 32'' (incluye los cientos de metros desde que ocurre el disparo y paso por la largada).
Me concentro en recuperar 6' 30''.

Segundo km: 6' 45''
He recuperado 1' 15'', ya que debo tardar como máximo 8 minutos por kilómetro. Ahora mi margen negativo es de 5' 15''

Mis tendones de Aquiles comienzan a molestar. Sabía que esto pasaría, y espero que la molestia no pase a dolor. No tomo ningún analgésico, aunque llevo diclofenac y paracetamol.

Tercer km: 6' 40''
Sigo recuperando, y ahora estoy con un margen negativo de 4' 00'' (redondeando)

Cuarto km: 6' 40''
Sigo recuperando, y ahora estoy con un margen negativo de 2' 40''

Quinto km: 7' 20''
Sigo recuperando. Toda esta parte es la subida a Polly Shortts, una de las 5 colinas de la carrera. La verdad es que no siento la trepada, que tiene unos 100 m de desnivel y unos 9 km de largo. Ahora estoy con un margen negativo de 2' 00''

Sexto km: 7' 00''
Sigo recuperando. Ahora estoy con un margen negativo de 1' 00''

Séptimo km: 8' 00''
Aquí no recupero, pero no pierdo margen. Camino un poco en esta parte.

Octavo km: 7' 10''
Sigo recuperando. Ahora estoy con un margen negativo de 10''

Noveno km: 8' 30''
Es la trepada final a Polly Shortts. Camino y dejo de recuperar. Ahora el margen negativo crece a 40''

Décimo km: 6' 25''
Logro recuperar los minutos perdidos al comienzo!! Y a partir de ahora, tengo margen positivo. Me sentí fresco y muy bien a lo largo de estos 10 primeros kilómetros, y el hecho de pensar en la recuperación me mantuvo entretenido durante toda esta parte de la carrera.

Este atraso inicial, sumado a las subidas y bajadas que tiene el circuito, me impiden seguir el plan de los 4 min correr + 1 min caminar. Seguir ese plan hubiese implicado no terminar dentro de las 12 horas, porque las subidas tengo que caminarlas y ahí ya consumiría todo el tiempo dedicado a no correr.

Con lo cual, adapto el plan a algo parecido a cuando hice el Mt. Blanc: correr en las bajadas y en el llano, y caminar las subidas.

Este año, la carrera es DOWN-RUN y el año que viene será UP-RUN (desde Durban a Pietermaritzburg). Se supone que el down-run es más sencillo que el up, sin embargo los récords en ambos sentidos no difieren mucho. Aunque el del up-run es unos minutos mayor.







Los Pacers

Párrafo aparte merecen los pacers, por cómo afectaron mi experiencia en esta carrera.
Los pacers son atletas experimentados que corren llevando una bandera, la cual indica el "paso" que llevan. O lo que es igual, el tiempo que demorarán en cruzar la meta.

Así están los pacers de 8 horas, 9, 10, 11 y el más crítico de todos: el de 12 horas. Si te pasa y no logras mantenerte con él, quedas afuera de la carrera, porque implica que tardarás más de 12 horas en cruzar la meta.

Como normalmente muchos corredores se unen al pacer, alrededor de la bandera la densidad de gente es grande. Es común la existencia de pacers en muchas carreras, especialmente en las maratones. En Comrades, les llaman BUS.

La carrera tiene 6 puntos de corte intermedios antes del final a las 12 horas. No llegar al tiempo estipulado, también implica quedar fuera.

Primer corte horario: km 17. 08:10 hs
Paso a las 07:40 hs. Sin problemas. 30 minutos de margen.

En medio de estos dos cortes me pasa el BUS de las 11 horas. Intento mantenerle el paso por unos minutos, pero noto que hoy no podré llegar en 11 horas. De a poco se aleja...

Increíble la cantidad de aliento que se recibe en esta carrera. Es un evento nacional, y a lo largo de casi toda la carrera hay gente a los costados de la ruta, gritando, nombrando a los corredores y pasando energía positiva. Esto es muy motivante!

Acercándose el mediodía, se empieza a sentir el olor de los asados que preparan los pobladores, mientras continúan alentánonos a medida que pasamos.

Segundo corte horario: km 3210:00 hs

Paso a las 09:35 hs. 25 minutos de margen.

Vengo tranquilo, siguiendo mi plan, y asegurando hacer cada kilómetro en menos de 8 minutos.




Información en el número de corredor

Es obligatorio tener el número en la parte de adelante de la remera y en la espalda.

Además del número, aparece el nombre del corredor, el corral de largada y la cantidad de medallas obtenidas en los años anteriores.

Quienes acumulen 9 medallas, tienen una pechera amarilla. Quienes suman más de 10, una verde, y el número es otorgado de por vida al corredor. Los sudafricanos tienen pechera blanca, y los internacionales, celeste.

Además quienes el año pasado hicieron su primera Comrades y participan este año, tienen dos franjas rojas en su pechera. Si logran terminar también este año, se llevarán, además de la medalla de finisher, la medalla "back-to-back".

Esta información es interesante, ya que miro a mi alrededor y veo mayoría de corredores que han salido de los corrales F y G. Significa que con el paso que llevo, he alcanzado a muchos atletas.

Me siento bien hasta el km 42, al cual llego a las 5 horas 25 minutos.

A partir de acá, comienzo a sentir el peso de los kilómetros, especialmente en mis cuádriceps. Por suerte, los tendones de Aquiles se han estabilizado luego de entrados en calor y ya no molestarían el resto de la carrera.

Tercer corte horario: km 4611:40 hs

Paso a las 11:25 hs. Comienzan las preocupaciones. He reducido el margen a la mitad. Sólo tengo 15 minutos ahora!!

Miro a mi alrededor y veo todos corredores de corral H, y 0 en cantidad de medallas.

Vengo muy jugado con el tiempo y los pensamientos negativos hacen su aparición. Me digo que si aparecen más subidas, no podré llegar antes de las 12 horas. Trato de manejar esta situación. La experiencia que tengo en mis espaldas ayuda mucho a no desesperarme. Necesito mantener el ritmo de menos de 8 minutos por kilómetro, y llegaré...

Los puestos de hidratación son cada 2 km. Tienen sachets con agua y otros con bebida isotónica.
Al mediodia los daban bien frios, e incluso en algunos puestos daban hielo.

La temperatura ha subido. Calculo a unos 26-27 grados. Ya no puedo ingerir la cantidad de comida que tenía calculada. No llega a ser crítico, pero la sensación de náuseas está incipiente.

Un poco más espaciados que los de hidratación, hay puestos con bananas y con naranjas.

Supuestamente, una vez hechos los primeros 60 km, los ultimos 30 serian en bajada, y la carrera estaria adentro. Pero realmente no lo viví así.

Entre los km 50 y 60, no logro mantenerme por debajo de los 8 minutos por kilómetro. Hay un par de subidas en donde llego a hacer 9 e incluso 10 minutos por kilómetro. Mi preocupación aumenta. De seguir esto así, no llego...

Cuarto corte horario: km 5913:40 hs

Paso a las 13:15 hs. Sin embargo, el margen que logro ahora es de 25', que no logra tranquilizarme, ya que aún falta mucho, y no sé cómo reaccionará el cuerpo a los desniveles del camino.

En un pit-stop, me ubico atrás de un árbol y escucho los gritos de la gente: "BUS, BUS!!"
Es el km 61, ¡¡me ha alcanzado el bus de las 12 horas!!

Esta es la peor parte de mi carrera. Los fantasmas del DNF se hacen presentes con furia. Los cuádriceps duelen mucho. Y ahora me alcanzó el último pacer…

Si no logré mantener una diferencia aceptable hasta ahora, ¿cómo lograría evitar que me pasara?

Sacando restos de energía no sé de dónde, me propongo acelerar y evitar que me adelante.

Me tranquilizo y calculo el tiempo que falta. Si mantengo cada kilómetro en menos de 8 minutos, lo lograría.

Pero no todo es bajada en los últimos 30 kilómetros...

Al cabo de 2 kilómetros Miro para atrás. Veo la bandera a unos 50 metros detrás mío. Mantengo la calma y me aseguro continuar a un ritmo de 7 minutos 30 segundos por kilómetro. Esta parte es en bajada y logro sacarle unos 100 metros de diferencia. Me obligo a no mirar más para atrás.

Pero entre el kilómetro 65 y 75, aparecen subidas que hacen que vuelva a hacer algunos kilómetros a 10 minutos.

Quinto corte horario: km 7115:10 hs

Paso a las 14:50 hs. Vuelvo a perder minutos de margen. El cuerpo dice que no llego, pero el BUS no me pasó, y si logro mantener el ritmo, a las 17:20 debería estar cruzando la meta. El cerebro toma una vez más el liderazgo. Me focalizo en estos pensamientos positivos y la orden no-negociable es que no hay sufrimiento (pese a que los cuádriceps, ARDEN de dolor!)

Sintiendo la presión del BUS y dolores cada vez más fuertes en las piernas, llego al kilómetro 77, en donde comienza la subida de Cowie's Hill. Camino y en seguida escucho los gritos de la gente que indican la presencia del BUS atrás mío. Me volvió a alcanzar!

Aquí es donde el cerebro una vez más, toma el control. El cuerpo, sin lesiones inhabilitantes, debe obedecer.

Hago el kilómetro 78 en 6 minutos 10 segundos!! Fue el kilómetro más rápido que hice en toda la carrera.

Me sentí feliz de haber podido hacer esto.

Ahora sí, Comrades es mía. Manteniendo el ritmo de menos de 8 minutos el kilómetro, llegaría a las 11 horas 50 minutos. Sería FINISHER!

Sexto corte horario: km 8316:40 hs

Paso a las 16:22 hs. Ya está. Sólo un desastre me evitará conseguir la medalla.

Con estos pensamientos positivos, sólo me enfoco en mantener el ritmo. Logré hacerlo y faltando dos kilómetros la sensación de satisfacción invadió mi cuerpo. Primeras lágrimas que quedaron en el suelo de Durban, como señal de victoria, y tal lo transmite el logo de este año, como muestras también de humildad. Comrades te hace humilde, y fuerte si logras vencerla.

Entro en el estadio de Cricket y la veo a Caro que me grita. Faltan 9 minutos para el cierre, y cruzo la meta. Una vez más, imposible expresar con palabras los sentimientos que se experimentan en ese momento.

Up-Run 2017, allí voy!!



lunes, 4 de abril de 2016

Maratón de Santiago

Aprovecho el viaje laboral a Santiago, y me quedo el fin de semana a participar de esta fiesta del deporte que es la Maratón de Santiago.

28.000 personas inscriptas a los tres eventos: 10k, media maratón y maratón.



Sigo con molestias en mi tendón de Aquiles izquierdo (ahora), así que el plan es disfrutar sin exigirme y terminar en menos de 5 horas que es el tiempo necesario para clasificar a Comrades Marathon.


La largada es a las 8 de la mañana del domingo.

La convocatoria e importancia del evento en la capital de Chile es tan grande que el subterráneo comienza su servicio a las 07:00 (antes del horario habitual de los domingos) para permitir el traslado de los corredores.

Salgo del hotel a las 06:55 y estoy en la estación a las 07:00. Impresionante la cantidad de corredores que ya estaban allí. La primera formación llega a las 07:10 y ya no hay lugar para sentarse.

En quince minutos llegamos a la estación Moneda. Desciendo y me dirijo a la largada.

Como mi plan de carrera es bastante ajustado respecto a terminar un poco antes de las 5 horas, intento situarme adelante para no perder minutos preciosos al comienzo.

Largamos y hago el primer kilómetro en 05:20, el segundo en 05:45, el tercero en 06:04 y el cuarto en 06:09. Busco acomodarme en 6:30-6:45.

Lo consigo en los próximos kilómetros y continúo con este ritmo hasta finalizar la carrera.

Casi en todo momento, la gente alienta a los costados de las calles. Se le da realmente mucha importancia al evento a nivel ciudadano.

Llego a los 21 km en 2:20.

El tendón me molesta cada vez más. Me está pasando algo similar a lo ocurrido con el derecho hace cuatro años, mismo tipo de dolor.

Creo que haber usado las zapatillas Newton hasta los 800 km afectó el tendón. Son zapatillas sin tanto refuerzo. A partir de esta experiencia, usaré mis zapatillas hasta los 700 km.




Terminé en 4:50


Posición 286 de 342 en mi categoría. Nada especial, pero terminé entero (salvo por el dolor pre-existente en el tendón) y hasta hice un sprint final en el último kilómetro.

La disfruté mucho, aunque correr en cemento no sea lo que más me gusta.



Comrades: allá vamos!!



lunes, 21 de marzo de 2016

Tandil Adventure Race 2016

Esta carrera se ha transformado en un clásico para mí.

La edición 2016 fue la 5a consecutiva que corro. Siempre un placer.



Hay que venir habiendo entrenando un poco más las piernas y salidas más largas. Esta vez vine con salidas cortas y poca acumulación de distancia en el mes.

Eso se notó. Caminé un poco en la subida de la largada (recorrido de 800 m trepando) y en algunos tramos de ascenso no tan pronunciado, los cuales podría haber corrido.



Finalmente hice un tiempo de 3 h 38 m 54 s que es similar al hecho en 2014.

Mi PR en esta carrera es de 3 h 28 m en 2013.

Manu y Mariela también corrieron, aunque al final no pudimos sacarnos todos una fotografía porque Manu no se sentía bien.



El sol pegó bastante y era importante hidratarse bien. Especialmente al comienzo ya que el primer puesto de hidratación estuvo a los 10 km.

Una alegría haber estado una vez más en esta carrera!


sábado, 28 de noviembre de 2015

24 Horas La Plata

Después de varias idas y vueltas, los problemas políticos para organizar esta carrera se superan, y el 7 de septiembre se abre la inscripción. Me registro.

¿Qué son las 24 horas de La Plata? Pues una carrera en donde el objetivo es sumar metros, mientras se corre durante un tiempo máximo de 24 horas.


El lugar es el Estadio Único de La Plata. Dentro del estadio, se armó un circuito de 289,40 metros.

Cada corredor tendrá un chip, que será el encargado de automatizar el conteo de vueltas.

Largamos a las 09:00 hs del viernes 20 de noviembre.

Una prueba nueva para mí, y muy desafiante para la cabeza. Debe llegar un punto en que estar dando vueltas alrededor de la cancha, y por tanto tiempo, se torna muy tedioso... Veremos.

Para ser finisher hay que recorrer al menos 86 km.

¿Mi objetivo? En realidad, dos:
   (i) Ser FINISHER, como siempre.
   (ii) Clasificar para el Spartathlon. Para eso debo hacer como mínimo 180 km!!

Muy entretenido armo el plan de carrera. Incluye la estrategia a seguir y la alimentación. Pero eso lo contaré un poco más adelante.

El plan de entrenamiento previo viene muy bien. Pero... siempre hay un pero. Veamos:

Luego de terminar el Tetra en agosto mantengo un ritmo tranquilo de salidas y completo el mes con 135 km. Bien.

En septiembre meto 270 km, y en octubre, con podio de por medio en Atlántica Ultra Maratón :-), meto 272 km.

Muy bien las piernas, y sólo siento un poco cargado el tendón de Aquiles derecho. Sí, el de siempre...

Pero el martes 3 de noviembre, faltando menos de tres semanas para las 24 Horas, voy corriendo 15 km, se hace de noche,  no veo un cable de acero que han dejado suelto quienes arreglaban una vereda, tropiezo, y caigo violentamente contra una montaña de escombros que también habían dejado ahí.

Golpeo muy fuerte ambas rodillas. Me lastimo el dedo meñique de la mano derecha, que sangra sin parar. No puedo moverme por unos cuantos segundos. El dolor en la rodilla izquierda es muy intenso.

De a poco me incorporo y me siento. Vuelvo caminando a casa. Se hinchan ambas rodillas, pero la izquierda está crítica. No hay rotura, pero sí una gran inflamación. Al otro día, la derecha ya mucho mejor, pero la izquierda, sin mostrar mejoría. No puedo caminar sin renguear. Duele.

Hielo, diclofenac, paracetamol, Oxa Gel, ultra sonido, masajes.

Pasan los días. Cada día está un poco mejor. Pero de correr, ni hablar.

Decido esperar una semana, y en caso de que siga sin poder correr, avisaría a la organización que tendría que bajarme de la carrera.

Martes 10. Javier me hace una buena sesión de masajes (que me hizo ver las estrellas cuando actuaba sobre la rodilla) y me siento algo confiado en salir a probarme al día siguiente.

Miércoles 11. Elongo. Salgo a correr. Molesta la rodilla durante el primer kilómetro, luego, la siento cargada, pero sin dolor. Bien!

Todos los días noto una pequeña mejora. Llego al 20 de noviembre (comienzo de la prueba) con bastante confianza, aunque con la preocupación lógica de no saber qué pasará a lo largo de los kilómetros. ¿Se terminará inflamando de nuevo, evitando que pueda continuar?

Como siempre, muy entretenidos los días previos, planificando la estrategia.

En cuanto a comidas, preparo un menú de 10.000 kcal.

El plan de carrera fue:


Las celdas amarillas corresponden a los descansos. Esto es, hacer 16,1 kilómetros en las primeras dos horas y descansar 5 minutos.

La línea roja es crítica, porque superar esta marca significa ser FINISHER!

La verde es la parada de 30 minutos que planifiqué para cenar con mi familia. Lamentablemente, esto no pudo ser, pero lo contaré más adelante.

Cumplir este plan, implicaría estar en excelentes condiciones para encarar el Spartathlon y por supuesto clasificar para el mismo.

Veamos qué ocurrió...

Llegamos con Caro a las 07:30 hs al estadio. Descargamos el bolso con el material necesario, incluyendo una carpa. También llevo una reposera y una mesa para dejar al borde de la pista, y usarla como una superficie para dejar comida, bebidas o ropa.



Acreditación con los responsables de la carrera. Todo muy buena onda y muy rápido.

Elijo un lugar para la carpa y la armamos.



Caro se tiene que ir, y yo me quedo ultimando detalles. Me acerco y saludo a algunos conocidos ultra: Leo Bugge y Fabián Duarte, ambos finishers en el Spartathlon... pavada de compañeros para esta aventura..!

video


Antes de largar, todos los corredores abrazados, damos una vuelta al circuito.



Aquí con Marco a mi derecha, quien fue el participante más joven en la edición 2015 del Spartathlon. Finalmente tuvo que abandonar en aquella y en esta prueba también. A mi izquierda, Patricio, quien resultaria ganador en su categoría en estas 24 horas.

Charla técnica y largada algo retrasada: 09:20 hs.

El circuito de 289 metros, finalmente no me pesó. El cerebro se adapta y es cuestión de setearlo correctamente.

En la primera vuelta, se me acerca Alejandro. Me cuenta que yo le hice de liebre en la Atlántica Ultra Maratón. Que gracias a mí, pudo completarla con un muy buen tiempo, saliendo 3° en su categoría y terminando unos minutos atrás mío. Qué lindo cuando pasa esto. Hoy está haciendo 12 horas.


Llevo un buen ritmo, según lo planeado. Termino las primeras 2 horas haciendo 16 km. Bien. Me tomo 5 minutos de descanso en la reposera.

A las dos horas, se invierte el sentido de giro. Es otro ingrediente que rompe la monotonía, con lo cual es bienvenido y lo espero con ansias.

Llego a las 4 horas con 32 km. Sigo muy bien.

Empieza a hacer calor. Ya son las 13:30 hs y el sol pega cuando logra atravesar las aberturas del techo del estadio. Tomo mucha agua.



Mención especial para el señor que bandejeaba comida y bebidas mientras pasábamos, vuelta tras vuelta. Cuando terminé le di un abrazo sentido. Un grande! Le dejaba mi botella Villavicencio vacía y luego de hacer una vuelta, me esperaba con la misma llena de agua fresca.

Llego a las 6 horas con 47 km. No logré llegar al plan por 1 km. Estoy cansado como para seguir a este ritmo. Me doy cuenta de que mantener el paso por 18 horas más para llegar a los 180 km es imposible para mí hoy. Me relajo, y sigo corriendo a un ritmo más lento, pero constante.



El cemento ocasiona un agotamiento importante en articulaciones del pié y en los músculos. Principalmente en cuádriceps. Pienso que faltó gimnasio esta vez, para llegar más fuerte en la parte superior. Aunque no lo hice sabiendo que sería una debilidad. Preferí dedicar el tiempo a mi familia y trabajo.

Mantengo una buena cadencia de 81 ppm.



8 horas: 56 km. Se notó la disminución en el ritmo. Por primera vez me acerco a la carpa en donde la organización va poniendo los resultados, hora por hora. Veo que hay una diferencia de un -5% en mi marca oficial y en lo que indica el GPS. Es lógico.
Me duele mucho el empeine izquierdo. Voy a la carpa y me cambio las zapatillas. Menos mal que llevé un par de repuesto. Con este cambio, el dolor desaparece.

En 4 horas llegaría Caro y los chicos y me tomaría 30 minutos para cenar con ellos. Ése era el nuevo objetivo de corto plazo.

10 horas: 66 km. Estoy parando a descansar más seguido. Y sigo bajando el ritmo. Pero no estoy agotado, sólo que los músculos están doloridos. Los cuádriceps casi exclusivamente. Hay una carpa en donde hacen masajes, pero decido no parar allí en toda la carrera.

Los que hacen 12 horas están por terminar. Esto juega negativamente con el cerebro. Ellos ya terminan, y yo recién por la mitad!

Por los parlantes la Directora de la carrera informa que no está permitido que chicos estén en la zona de asistencia. Hubo varios chicos las primeras horas, y a veces se complicaba entrar. Buena medida. Pero justo ahora vienen Caro, Celi y Nico a cenar!!



12 horas: 80 km. Estoy muy contento, porque pese a saber que no llego a los 180 km, me siento bien en general y ya estoy cerca de completar los 86 y ser finisher!

Para cumplir con la consigna de que los chicos no podían llegar hasta la carpa, en una de las vueltas me acerco a uno de los responsables de la organización y le pregunto dónde podría comer con mi familia sin molestar a los corredores. Me dice que puede ser en las tribunas del estadio, o en la entrada, antes de cruzar la verja para ingresar a la pista. Me pregunta qué edad tienen mis hijos. Le digo 13 y 17. "Ah, son grandes. Pará que veo si pueden entrar", me dice.
Sigo corriendo y en un par de vueltas, le pregunto si finalmente pueden entrar. Dice que aún no tiene la respuesta.

Llegaron!! Qué alegría!! Voy a la carpa, tomo la reposera, el calentador y comida liofilizada y los encuentro. Abrazo, y llegamos hasta la verja, ya que no tuve respuesta sobre el ingreso de los chicos al sector de asistencia. Pero aquí sucede el hecho que empañó lo que hasta ahora había sido una fiesta. Aparece la Directora y me indica que no podía atravesar la verja, y que podría ser descalificado por hacerlo. Les doy un abrazo grande, y me vuelvo a la carpa. Quedándome con un sabor amargo por esta desinteligencia y contradicción en la que incurrió la organización, la cual finalmente impidió que pueda disfrutar de esa media hora con mi familia.

Este bajón emocional incluso me lleva a pensar en que me quedan sólo 6 km para ser finisher. Que le diría a Caro que me espere a que llegue a la marca y nos iríamos todos a casa. Pero esos pensamientos negativos duraron poco. Ceno unos buenos tallarines con carne y sigo...

14 horas: 86 km. La parada para cenar y un descanso adicional que tomo hacen que bajara el rimo promedio un poco más. Pero ya soy FINISHER!! Una vez más, y manteniendo el invicto!!

16 horas: 97 km. La música que pasan en el estadio no suena bien. Me pongo mi mp3 y escucho por varias horas mis canciones. A veces hablan por los parlantes, pero aquí tampoco el sonido es bueno, y pierdo mucho de lo que se dice.



18 horas: 105 km. Son las 3 de la mañana. Sin el aliciente de cumplir con las 180 horas, ya siendo finisher, no me quedan motivaciones.
Voy a ver las planillas y noto que muchos competidores no están sumando kilómetros. Además lo veo en la cancha. Somos muy pocos. Aquí encuentro una motivación para mantener la cabeza entretenida: cada hora veo cómo avanzo posiciones, pasando a aquellos corredores que ya no están en pista.

20 horas. 107 km. En este lapso comienzo a sentir frío. La temperatura corporal baja y no logro entrar en calor. Pese a la sopa y café que da la organización. En este aspecto, impecable la calidad y cantidad de lo ofrecido. Voy a la carpa, me meto en el bivy-sac y dormito unos 90 minutos. Al cabo de ese lapso y ya más normalizada la temperatura, me levanto y sigo.
Cuesta muchísimo después de cada parada volver a correr bien. Los cuádriceps se enfrían y duelen muchísimo. Pero en un par de vueltas, otra vez en ritmo.

22 horas. 115 km. Faltan sólo 2 horas!!

24 horas. 126 km. Es lo que me marca mi GPS. Pero ya dijimos que tiene un error. Unos minutos antes, llega Caro. Qué alegría verla. La gente comienza a aplaudir. "Vamos, que quedan sólo 2 vueltas!", me gritan. Como si hubiese comenzado a correr unos minutos antes, hago esas vueltas a toda velocidad! En vez de dos, fueron tres!



Felicidad sin límites haber terminado, entero, posición 7 de mi categoría y una distancia oficial de 117,8 km.


El Sparta no podrá ser en 2016, pero logré una experiencia muy importante en ultras sobre cemento que hasta ahora no tenía.

Hasta la próxima aventura..! ¿Cuál será?

martes, 6 de octubre de 2015

Atlántica Ultra Maratón

Como parte del entrenamiento para las 24 hs de La Plata, me inscribo en esta nueva carrera del calendario.

Atlántica Ultramaratón es una carrera por las playas argentinas.

Tiene las siguientes posibilidades en cuanto a distancias a correr: 120 km, 100 km, 87 km, 30 km y 8 km. El recorrido más largo es el que sale desde Mar del Plata y llega a Pinamar.

Me inscribo en los 30 km: desde Mar Azul a Pinamar.

Salimos el viernes en coche a Pinamar, con Caro y los chicos. El sábado hace mucho frío y está ventoso. Aprovechamos para pasear por esta zona costera del país.

El domingo a las 13:00 hs salimos a Mar Azul. Me bajo del coche cerca de la playa, y busco el punto de partida, el cual estaba a 1 km desde donde me encontraba. Aprovecho para correr y entrar en calor.



La salida es a las 14:00 hs. Llego 10 minutos antes. Toman lista (no hay chip), y partimos! Sigo con mi barba y buff amarillo de la MDS!! Mi pechera, la 304.



video


Quienes participan de los 120 km, salieron de la Ciudad Feliz a las 02:00 de la mañana. Justamente la hora de partida nuestra era la hora de corte para ellos. Luego me entero que varios no llegaron a tiempo.

Llevo mi mochila Ultimate Direction, con una botella cargada de agua y maltodextrina, dos barritas, un gel y frutas secas.

El día está soleado, y muy agradable para comenzar a correr.

La arena por dónde corremos aparece en tramos dura, y en otros semi-blanda. Hago los primeros 10 km a un promedio de 9,3 km/h.

Es una buena medida de cómo vengo para el Sparta. Claramente me encuentro lejos de estar preparado. Como mínimo, debería poder mantener 10 km/h en 80 km. Es una locura!

Lo bueno es que, desde la largada, no me adelantó nadie en toda la carrera! Pude mantener una cadencia de 81 ppm sin problemas, pese a lo pesado de la arena. Esto me motiva mucho.



Pasé a muchos corredores de 120 km y a varios de 30 km.

A la hora y media, comienza a nublarse y hacer frío. Tenemos viento que sopla en contra.

Supero a un corredor que viene solo. Y después de unos 20 minutos alcanzo a una pareja.

Me quedo sin agua y busco el próximo puesto. Un problema es que los puestos están adentro de la playa, no sobre dónde corremos. Por lo tanto hay que desviarse a la izquierda, perpendicularmente al mar para llegar al mismo.

Cargo mi botella con Gatorade, como una banana y sigo. Muy amables las personas del puesto.

Veo adelante mío a los tres corredores que había dejado atrás minutos antes.

Mantengo mi ritmo, y poco a poco los voy alcanzando de nuevo y los paso definitivamente.



Pienso que tengo posibilidades de hacer podio. Sería el primer podio, fuera de la época escolar, desde que comencé a correr en 1991. Largamos unos 40 y he pasado a varones de mi categoría. No puedo precisar si adelante mío hay más, pero me da la sensación de que si los hay, son pocos. Pensar esto me motiva y me da energías.

Disfruté mucho la carrera las primeras dos horas.

Luego, el paisaje se me hizo algo tedioso. Claramente prefiero la montaña. Nunca me aburro allí. Aquí nos encontramos con un paisaje formado al frente por la playa y la arena. A la derecha el mar, siempre imponente. A la izquierda algunas construcciones que aparecen a medida que voy recorriendo las playas de los pueblos costeros. Más cerca, los esqueletos de las carpas, y casillas de guardavidas solitarias esperando el comienzo del verano.

El cansancio comienza a las dos horas y media, y siento más frío. La inclinación del suelo, también impacta sobre el rendimiento. Se corre todo el tiempo sobre un plano inclinado hacia la derecha. Tengo ganas de llegar. Obviamente, el cerebro hace de las suyas. Estoy cerca de la llegada.

Mi reloj indica que faltan 6 km. Me encuentro con el último puesto de hidratación. No paro, pero pregunto cuánto falta. Me dicen 8 km. Por un breve lapso de tiempo me desmotivo. Luego, pongo el foco en llegar al kilómetro 25 y tomar una pastilla de BCAA. Finalmente tenían razón. La distancia final fueron casi 32 km según mi Garmin.

A los 30 km, llego al muelle de Pinamar y veo a lo lejos algo que parece el arco de llegada. Ya tengo bastante frío, y mi ritmo se redujo a 8,8 km/h de promedio. Siento las piernas cansadas.

Unos metros antes del arco, Celi y Nico aparecen, me gritan y corren conmigo. Caro saca fotos. ¡Esto es impagable!



Aplauso de los organizadores al cruzar el arco, y medalla de FINISHER.

Dura carrera, pero gran satisfacción por la cadencia que mantuve y por el ritmo continuo. Aunque falta muuuucho para estar listo a emular a Filípides...!



Resultado final: 3 horas 34 minutos 16 segundos para los 31,4 km y.... PODIO! Quedé tercero en mi categoría Hombres 50-59. Se puede pedir más???